Ricochet Robots

ricochet-robotsRicochet Robots es un juego de puzzles de 1 a 10 jugadores (aunque en la práctica se pueden apuntar tantos jugadores como quepáis alrededor de la mesa), con una duración estimada de unos 30 minutos por partida. Su diseño es sobrio. Sus reglas, sencillas. Pero no te dejes engañar… bajo esa humilde apariencia de filler para todos los públicos, se esconde uno de los revienta-cerebros más duros y despiadados a los que jamás te hayas enfrentado.
unnamed
El planteamiento del juego es simple: disponemos de un tablero modular (ya ahondaremos en ese detalle más adelante) con unas cuantas y esquinas, y símbolos de diferentes formas y colores dibujados en algunas de las casillas, y un total de 5 robots desplegados sobre el tablero (rojo, verde, azul, amarillo y plateado). Tenemos también un montón de fichas (una por cada cada símbolo de cada color), que removeremos al azar para después apilarlas en una columna, con el símbolo boca abajo. Cada turno se saca una ficha, y el objetivo consiste en alcanzar ese símbolo en el tablero con el robot del mismo color. Suena fácil, ¿verdad?
La cosa se complica cuando descubrimos cómo se mueven los robots: podemos moverlos en línea recta en horizontal o vertical pero, ¡¡no tienen frenos!! Esto significa que, cuando movemos a uno de los robots, este no se detendrá hasta chocar con una pared u otro robot. Cada vez que uno de los robots mueve hasta chocar con algo, se contabiliza “un movimiento”, y el juego consiste en ir moviendo a los 5 robots (alternando de uno a otro cada vez que sea necesario) hasta crear un camino con el que el robot del color adecuado pueda alcanzar el objetivo; en ocasiones será relativamente fácil, pudiendo completarlo en 5 ó 6 movimientos por ejemplo… en muchos otros casos, nos desesperaremos contando 10, 15, 20 movimientos sin lograr alcanzarlo.
captura
 Exterminate!
Pero la verdadera miga del juego reside en que no podemos mover los robots directamente, sino que debemos calcular mentalmente la ruta a trazar, contando el número de movimientos que necesitaremos para lograrlo. El primer jugador que encuentre una ruta, gritará en voz alta el número de pasos que cree necesarios (por ejemplo: “¡nueve!”), y pondra en marcha el reloj de arena, que dura aproximadamente 1 minuto. Durante ese tiempo, todos los demás jugadores aún podrán intentar encontrar una ruta (preferiblemente, una mejor que la que ya se haya declarado). Una vez finalizadas las “apuestas”, el jugador que haya declarado la menor cantidad de movimientos intentará completarlo; si no lo consigue, a continuación lo intentaría el siguiente, y así hasta que alguien lo consiga o se hayan agotado sin éxito todas las apuestas. El jugador que logre alcanzar el objetivo con éxito se queda con la ficha de marcador (contabiliza como un punto). Se saca otra ficha, y vuelve a comenzar el suplicio….
tumblr_inline_n81ndfziqg1qcvv14
Por si no fuese suficiente con estas reglas, existen otros 2 elementos que le dan un poco de variedad: “el vórtice multicolor” y las “barreras de color”.
 El vórtice multicolor es una especie de comodín, ya que se puede puntuar alcanzándolo con cualquier robot (incluso con el plateado, que en el resto de los casos solo sirve para que los demás robots se tropiecen con él); esta ficha es todo un acontecimiento cuando sale, ya que los jugadores que andaban más perdidos encuentran una repentina oportunidad de trazar un camino con éxito después de varios intentos en vano.
En cuanto a las barreras de color: si son del mismo color que el robot que se está moviendo, se ignoran (“las atraviesa”); si el robot es de cualquier otro color, en cambio, rebotará en un ángulo de 90 grados. En cualquiera de ambos casos, con o sin rebote, se considerará como un único movimiento.
1694014_orig
La capacidad de cálculo geoespacial y la memoria son fundamentales para lograr encontrar un camino y poder reproducir todos los pasos que habías calculado mentalmente. También ayuda mucho tener “mentalidad de programador” y estar acostumbrado a optimizar la resolución de problemas.
Como veis, técnicamente se puede decir que es un filler, pero no es en absoluto un juego “simple y relajado”; necesitarás todas tus neuronas para conseguir ganar algún punto de vez en cuando (en el mejor de los casos) o para no sucumbir a tus ganas de volcar la mesa mientras observas el tablero, a veces con desesperación, otras veces con la mirada perdida y la resignación reflejada en el rostro, preguntándote cómo consiguieron convencerte para jugar a esto…meme_chico_tirando_la_mesa_png_by_mfsyrcm-d58vv2q
Y es así. Puedes odiarlo o amarlo, no hay término medio. Para unos, un reto estimulante y adictivo. Para otros, algo a lo que prenderle fuego. En cualquier caso, Ricochet Robots no te dejará indiferente.

 

Por Dan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *