Star Wars: Legion

Este juego que lleva tiempo causando furor entre nosotros es un juego de miniaturas de escala 1:48 en el que nos convertiremos en generales de diversos ejércitos de la saga galáctica. En él podremos dirigir las fuerzas del poderoso Imperio Galáctico, seguir los pasos de Luke Skywalker al mando de las tropas rebeldes o quizá vivir aventuras en las Guerras Clon dirigiendo a la Confederación de Sistemas Independientes o a los clones del Gran Ejército de la República.

Se trata de un juego que ha roto todos los estándares de los juegos de miniaturas basando su éxito en unas mécanicas muy innovadoras. Para empezar, la mecánica más diferenciadora respecto a la mayoría de competidores es que usan un sistema de activaciones alternas. En vez de jugar turnos completos de cada ejército, cada general activa a una de sus unidades y luego su oponente responde con otra propia. Las activaciones se suceden de manera alterna hasta que todas las unidades de ambos ejércitos se han activado en ese turno. Esto evita situaciones de juego muy negativas como pasarte una hora sin hacer nada mientras ves jugar a tu rival o que para cuando te toque activar por primera vez a tu ejército varias unidades hayan desaparecido bajo los ataques del total del ejército rival. Adicionalmente, las activaciones alternas permiten a cada jugador responder de manera inmediata a cada activación rival provocando una secuencia de juego muy dinámica.

Una segunda mecánica muy diferenciadora la encontramos en la Fase de Mando. Al inicio de turno, el comandante de cada ejército elegirá una carta de mando (de entre siete posibles) y esa carta determinará quién comienza el turno. Normalmente, las cartas que son más «rápidas» para empezar tienen como desventaja una peor coordinación de las tropas. Y dicha coordinación puede ser clave para poder activar tus unidades en el orden que tú quieras en lugar de activarlas en orden aleatorio. Esta apuesta inicial por intentar activar primero o activar en el orden que prefieras viene además acompañada muchas veces por alguna regla adicional en la carta de mando.

Finalmente, el juego apuesta muy fuerte por lograr unas condiciones de victoria diferentes en cada partida. Ya sea rescatando rehenes, haciendo detonar un objetivo enemigo o saboteando unos evaporadores de humedad, en Star Wars Legión, al igual que en las películas, los héroes y los villanos tienen una misión muy concreta. Así, pese a ser diezmado en el campo de batalla y que tus enemigos estén indemnes puedes lograr la victoria si has cumplido tu objetivo. Esto fomenta partidas muy interesantes hasta el final ya que aunque el suelo esté cubierto con los cadáveres de tus hombres tendremos una oportunidad de victoria hasta el final de la partida en la mayoría de ocasiones.

Anakin Skywalker

El juego ha gustado tanto que ha generado una gran comunidad a nivel nacional e internacional. En España se ha creado un circuito competitivo de torneos conocido como «Circuito Holocrón Nacional» que ha agrupado a los jugadores de cada región por clasificación en sus torneos. Al final de cada temporada, los mejores de cada zona van al Torneo Nacional y se juegan el honor de llevar a su región a lo más alto.

Por Iñaki Asenjo, socio de Abaco y campeón de España de Legión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.